Sáb. Abr 17th, 2021

El puño del diablo

La Rodada es una roca gigante de aspecto místico que rodó desde el Cerrito La Rodada ubicada entre el Cantón Candelaría (Yucuaiquín, departamento de La Unión) y el Caserío El Pacún (perteneciente a la villa de Comacarán, San Miguel).

La marca del «puño del diablo» puede apreciarse a simple vista. Sólo se necesita un poco de imaginación

Existe una leyenda popular que ronda este misterio y que es contada por los residentes de antaño que habitan cerca del lugar. La cual dice, que en el sitio, hubo una pelea épica en plena época de invierno entre el Justo juez y el Diablo, quien desde el punto más alto del cerrito, el primero lanzaba rocas de diferentes tamaños al Diablo, quien se encontraba en la parte posterior del cerro.

Comparte su localización entre La Unión y San Miguel, justo en el Cerrito La Rodada

Muchas de ellas pasaban cerca de él intentando impactarlo, con el fin de alejarlo, pero el Diablo lograba esquivarlas sin problema. En un golpe de suerte, el Justo juez logró lanzar una piedra que rodó justo en la trayectoria de su posición, y este, al percatarse que sería golpeado por ella, la impactó con un certero puñetazo que detuvo en seco la piedra y dejó su peculiar característica en la roca.

La piedra denota una señal clara de un puño justo en medio.

De tal manera, siguiendo con la leyenda, se dice que el Justo juez al verse vencido, abandonó el lugar asustado y la zona quedó en posesión del vencedor, quién evidentemente fue el Diablo al haber dejado en claro su poder. Por lo que para muchos, ese lugar es poseído por el mismísimo Príncipe de las Tinieblas.

Se ubica en un punto remoto, de difícil acceso y es sólo accesible a pie. Sin embargo, será una excelente experiencia que podrás vivir si lo visitas

Pero de lo que si estamos seguros, es que es un lugar remoto, lleno de historias y místicidad que pone a la mayoría de sus visitantes con los pelos de punta. Sea cierto o no este relato, la anécdota es aceptada por los residentes y llena de asombro a los que han podido percatarse de la evidencia y ven con mucho asombro la marca del puño que puede apreciarse a simple vista en ella.

Esta leyenda popular, es bastante conocida por los residentes, pero, muy poco difundida para el resto de personas en El Salvador

Si te gustó el relato, te invitamos a comentar la publicación y compartirla con tus conocidos, con el fin de promover nuestra cultura y expandir estas impresionantes historias místicas.

¡Gracias por leer!

Facebook