Sáb. Ene 23rd, 2021

Biografía Sebastían Sariles

Sebastián Sariles Pérez fue el representante de la danza de la partesana bajo su incansable labor de fomentar las tradiciones, costumbres y cultura de nuestro pueblo. Nació en el año de 1938, y falleció el miércoles, 3 de marzo de 1999. Sus padres fueron Cornelio Sariles y Francisca Pérez.

Dejó como legado su libro inédito el cual puedes visitar en www.miyucuaiquin.com que describe gran parte de la historia y significados de todo aquello a lo que le dedicó su vida entera.

Desde pequeño, se interesó por la agricultura, quién le ayudaba a su padre en dichas labores. Don Cornelio le dirigió en su juventud inculcándole valores y principios morales con los que edificó su carácter y que le permitieron llegar a la adultez con una visión de altruismo, respeto e integridad.

A lo largo de su vida, conoció un sinfín de lugares trabajando con el grupo La Partesana en la que desempeñó muchos cargos dentro del mismo, como participante, negro mayor, lancero y por último, como su representante para las diversas presentaciones que realizaban. Su labor, ha permitido que este esfuerzo por mantener vivas las tradiciones se mantengan aún con vida, sus amigos lo recuerdan con aprecio y de igual manera, todos aquellos que directa o indirectamente le conocieron.

Era una persona humilde pero de gran inteligencia y corazón, su nivel de relaciones humanas era inigualable, disfrutaba conversar con niños, jóvenes y adultos. Fue una persona muy querida en el pueblo, porque transmitía vibras positivas y era la reencarnación de la iniciativa y del positivismo que hoy en día se ve en pocas personas.

Posterior a su fallecimiento, Francisco Majano le sustituyó en el cargo como representante. Quién desde aquel entonces, tomó las riendas del Grupo La Partesana.

Estas pequeñas líneas, se escriben para honrar y dedicar un espacio, en reconocimiento a su ardua labor y trabajo. ¡Gracias, Sebastián! por el regalo que le dejaste a Yucuaiquín y a las próximas generaciones que con alegría y entusiasmo seguirán tu ejemplo y se sentirán orgullosos de las raíces lencas que corren por nuestra sangre.

Facebook